Día Internacional de la Juventud: continuidad y cambio ante los retos pendientes en la materia

Por Lani Anaya

 

El miércoles pasado, el Secretario General de la ONU Ban Ki Moon y Ahmad Alhendawi, enviado especial del Secretario General para la Juventud, dieron un discurso conmemorativo del Día Internacional de la Juventud.[1] Se comentó que era un momento de acción global para este sector poblacional.

Hoy en día somos parte de la generación más grande de jóvenes en la historia, lo que nos convierte inmediatamente en un sector clave para la toma de decisiones a nivel mundial. Lo anterior ha llamado la atención de los organismos internacionales, igual cuando se elaboró la encuesta nacional de Naciones Unidas My World.

Si bien en el discurso se felicitó a los jóvenes por su energía, creatividad, coraje y esfuerzo desde las altas esferas gubernamentales, en realidad falta mucho para que hacerlos sentir como los líderes de hoy. Un dato simple: los actuales Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) contemplan de manera “parcial” a este sector poblacional, a pesar de que somos necesarios para la implementación de estos puntos.[2]

No se trata de un discurso pesimista, sino de una realidad que debe ser vista con varios matices de ser posible. Si en verdad se busca apoyar a los jóvenes para que sean agentes de cambio, se deben buscar mejores soluciones a las problemáticas que vivimos en la actualidad.

Una de ellas es la lucha contra el desempleo juvenil que –de acuerdo con la OIT– es de 13% a nivel mundial, tres veces más que el porcentaje de desempleo mundial entre los adultos.[3] Si observamos las tendencias, el porcentaje de jóvenes que ya se encuentra laborando seguirá aportando para las pensiones de los adultos mayores en tanto aumente la esperanza de vida. No obstante, nosotros no tenemos la posibilidad de acceder a un retiro honroso a menos que sea planificado con nuestros propios recursos.

Me parece que los jóvenes de ahora están más interesados en el cuidado del medio ambiente,[4] el desarrollo de su entorno y las causas sociales. Hemos aprendido a sobrepasar el individualismo para convertirnos en agentes de cambio, pero no podemos serlo si no se nos brindan mayores oportunidades que sean acordes al grueso de la población juvenil.

Si los organismos internacionales como la ONU buscan que los jóvenes seamos voceros para causas como la Paz, la Educación, los Derechos Humanos, y la Dignidad Humana,[5] deben alentar a los actores estatales para canalizar esfuerzos en materia de juventud.

Desde el ámbito gubernamental, cada uno de los gobiernos en turno debe escuchar la opinión de los jóvenes en cuanto a los temas de agenda porque, desafortunadamente, es difícil que realmente se establezcan objetivos enfocados durante el consenso de políticas públicas. Los espacios se abren pero son limitados, así que debemos seguir buscando la ocasión para incidir. La sociedad civil ha abierto poco a poco espacios para participar, pero se puede hacer más.

Las principales preocupaciones de nuestro sector yacen en educación y empleo, que tienen una relación estrecha entre sí. Las desigualdades pueden reducirse al ofrecer mayores oportunidades educativas y establecer los espacios necesarios para ejercer las profesiones estudiadas.

Si se pretende lograr que los jóvenes podamos incidir como agentes de cambio, es necesario que se nos tome como tales. Los actores internacionales y estatales tienen una tarea grande, aunque nuestra generación debe seguir luchando por ser reconocida en los temas de agenda que son más trascendentales en la actualidad. Solo así podremos colocarnos verdaderamente como seres capaces de transformar el panorama vigente.


REFERENCIAS

[1] Kanahuati, Gerardo (2013) El desempleo juvenil, un problema global Forbes México.. En http://webtv.un.org/watch/international-youth-day-2015/4416452722001 Fecha de consulta: 15 de agosto de 2015.

[2] Organización de las Naciones Unidas. (2015) Hacia una nueva agenda de desarrollo sostenible. ONU. En http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/mdgs/ Fecha de consulta: 15 de agosto de 2015.

[3] Organización Mundial del Trabajo. (2015). Panorama Social del Empleo Mundial. OIT. En http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/dgreports/dcomm/publ/documents/publication/wcms_337069.pdf Fecha de consulta: 15 de agosto de 2015.

[4] Ban Ki Moon mencionó en su discurso que como jóvenes, somos la primera generación en impactar positivamente al cambio climático.

[5] United Nations. (2015). Commemoration of International Youth Day 2015. UN. Web TV. En http://webtv.un.org/watch/commemoration-of-international-youth-day-2015/4417170011001

Comentarios

Comentarios