Desasosiego profesional: la búsqueda de empleo de los recién egresados

Por Jorge Francisco Vuelvas Lomeli

 

Dentro de unas semanas cumpliré un aniversario muy peculiar en mi vida profesional: la búsqueda de empleo en la Ciudad de México. Para no alargar mucho la historia, provengo de un estado en el que la oferta laboral para profesionales está muy limitada, por lo que al titularme decidí incursionar en la gran ciudad de nuestro país, pensando ingenuamente que las ofertas abundarían para un recién egresado de relaciones internacionales. Para mi fortuna, no tardé en encontrar un empleo razonablemente digno, sin embargo la situación para los recién titulados se vuelve cada vez más compleja, y la inserción en el mercado laboral será algo que todos los profesionistas enfrentarán y hemos enfrentado, bajo condiciones económicas cada vez menos favorables.

Mi objetivo en este escrito es compartir mi experiencia, con la que seguramente muchos se identificarán, sobre la búsqueda de empleo en nuestro país, así como rescatar algunas recomendaciones para los que se encuentran en esta situación o se encontrarán en un futuro próximo. De antemano es necesario especificar que yo provengo de una carrera de las ciencias sociales, por lo que algunos jóvenes, egresados de diferentes áreas académicas, no coincidirán con la visión que planteo acerca de los salarios decrecientes y el desempleo de los profesionistas.

Siempre he considerado que estudiar una carrera profesional es la mejor inversión que uno puede realizar en esta vida; sin embargo, se debe visualizar más como un gusto y satisfacción, sin esperar que la remuneración económica deseada llegue los primeros años de egreso. Terminar la licenciatura es un logro en tu vida profesional, pero sólo es un escalón más en el alcance de tus objetivos y tu futuro éxito; visualizar el egreso como el final del profesionalismo nos condenaría al estancamiento económico y de desarrollo humano.

De antemano puedo entender el deseo que muchos de ustedes tienen en generar ganancias superiores al promedio del salario nacional; empero, es necesario tomar conciencia que las metas de vida deben ser visualizadas al corto, mediano y largo plazo, y el éxito profesional, así como el salario soñado, está sin duda proyectada a largo plazo, ya que eso se logrará con la experiencia y las habilidades sociales que vayamos desarrollando.

La primera recomendación que puedo hacer sobre este proceso de búsqueda de empleo es la paciencia y perseverancia. Es muy común que seamos llamados a diversas entrevistas laborales, mismas que terminarán en desastre por el nerviosismo y la incertidumbre común de un  egresado amateur; sin embargo, te invito a que no te desanimes y continúes buscando trabajo con la actitud más positiva posible, eso ayudará a que los empleadores vean en ti las ganas de trabajar y no una desesperación desenfrenada por ser contratado.

La segunda recomendación que les hago es la seguridad y honestidad ante los empleadores. Mentir sobre nuestras habilidades y experiencia profesional no nos dejará nada positivo, ya que la mayoría de las empresas e instituciones investigan o evalúan lo descrito en tu currículum. También es importante saberse proyectar ante los que te entrevistan, destaca tus verdaderas habilidades, tus ganas de aprender y colaborar con quien te está contratando; algo que me funcionó mucho es crear empatía desde el primer momento y no verse arrogante al momento de hablar de uno mismo.

También les recomiendo socializar con diferentes personas y crear vínculos de amistad. Muchos consideran que la búsqueda de empleo es simplemente aventarse a las páginas de internet que tienen cientos de ofertas disponibles, sin embargo he comprobado que las relaciones con gente profesional, así como colegas de otras instituciones, ayuda a posicionarte en diversos sectores, o mínimo te pueden orientar en procesos de reclutamiento de las grandes empresas de nuestro país.

Considero que los tres puntos anteriores son la base para sobrellevar positivamente la búsqueda de empleo profesional; sin embargo, hay cuestiones más específicas que me gustaría mencionar, y creo la mayoría de nosotros ya conocemos: siempre ve bien vestido a las entrevistas, crea un currículum vitae de máximo dos páginas, que la puntualidad sea siempre tu prioridad, no hables mal de tu jefe(a) anterior (en caso de haberlo(a) tenido), ten en mente cuánto quieres ganar y hazlo saber, no gastes demasiado en este proceso y finalmente, trata de compartir tu sentir con las personas de confianza, pues a menudo te sentirás desanimado y con ganas de tirar la toalla.

Para finalizar este artículo hay una recomendación más, misma que va dirigida a los jóvenes que aún son estudiantes y están por iniciar esta etapa: traten de buscar la experiencia profesional cuando estén estudiando (aunque no sea bien remunerada) este será un punto importante para facilitar la búsqueda de empleo en cualquier estado del país. Aunado a ello, también recomiendo diversificar sus conocimientos, pues en la actualidad hay mayor competencia laboral, y la adquisición de habilidades no exclusivas de nuestra área de estudio nos proporcionarán mayores herramientas para obtener un mejor empleo.


Imagen: http://www.elfueguino.com.ar/desempleo/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.