De la expresión a la acción

Por Aarón Rojas

Como jóvenes tenemos el compromiso de acercar y acercarnos a todas las expresiones y tipos de cultura, y estoy cierto de que la única forma de hacerlo es extirpando la idea de que la cultura es aburrida o elitista.

Hay tantos tipos de cultura como gustos existentes y la labor juvenil debe o debería encaminarse a ese propósito: el de dar a conocer las diversas expresiones culturales que nos rodean y con los cuales convivimos diariamente y reconocemos en nuestra vida cotidiana.

La diversidad que impera en nuestro país es indudablemente enriquecedora, todos tenemos distintas formas de pensar, de actuar y de vivir, de esta forma es más fácil rodearnos de factores determinantes en nuestro desarrollo social y cultural, pero nos une una cosa, el ser jóvenes y el tener sueños, y es por eso que me atrevo a exponerles lo siguiente.

Como jóvenes, siempre se nos ha dicho que todos podemos lograr nuestros objetivos, pero se nos ha negado la oportunidad en constantes ocasiones por la única razón de ser “muy jóvenes”, esto es una clara contradicción, pues se nos motiva y alienta a seguir adelante, por el lado más amable, de aquellos que dicen ser menos jóvenes que nosotros y por otro, esas mismas persona son las que nos impiden seguir adelante con nuestros proyectos.

Nosotros hemos, históricamente, remado contra marea, mareas que son formadas por la inconformidad, la molestia o la falta de sentido crítico y juicios de valor que, en muchas ocasiones quienes son responsables de hacerlas, son aquellos que no han creído en nosotros, o que nos impiden seguir sabiendo que sus ideas se marchitan y temen ser desplazados.

Pero tenemos un pequeño rayo de iluminación que se cierne sobre nuestras esperanzas, pues de todas las formas de expresión, la más noble y quizá, la más comprensiva de todas, sean las artes.

En sus diferentes versiones, han sabido admitir toda clase de representaciones, y con ello han surgido del oscuro abismo del anonimato, grandes exponentes de cosas desconocidas, nuevas y magníficas, en las que muchos hemos sabido identificarnos.

Estoy cierto en que todos tenemos ideas extraordinarias y lo magnífico de todo esto es que aquí caben todo tipo de ideas, no tengan reparo en intentar algo diferente, en hacer un esfuerzo por conformar una nueva visión de ustedes mismos, pues todas sus ideas pueden ser tomadas en cuenta, y con ello pueden sentirse más liberados y quitarse el cordón que asfixia diariamente nuestras fuerzas.

Cada día será uno decisivo si intentamos descubrir para qué podemos ser buenos, aunque es más fácil si ya lo tenemos claro, el siguiente paso debe ser el de demostrar la fuerza que los jóvenes representamos, cada uno podemos hacer grandes cosas, pero para ello debemos ser conscientes de lo que estamos haciendo y lo que podemos lograr con ello.

Las formas en las que podemos expresarnos nos hacen poder descubrir lo variado y rico de nuestro espíritu creador, pues los moldes aquí no existen y uno pude sentirse libre de experimentar lo que mejor le parezca, desde intentar escribir algo que le parece particularmente importante o interesante, hasta representar o, porque no, crear, piezas musicales que puedan llegar a lo más hondo del alma de una persona.

La creación artística ha sido una de las mejores formas de sentir libertad, y en la representación de las mismas uno puede sentir lo mismo que sintió su autor al momento de crearla, es posible que al principio algunos sientan cierta reminiscencia o puedan sentirse un tanto intimidados, esto es normal, pero una vez que logran encontrar la faceta más convincente para ustedes, podrán darse cuenta de lo liberador que esto puede llegar a ser.

Estamos quizá, en uno de los mejores momentos que la juventud ha tenido, para la libre expresión de las ideas ahora ya no es necesario exponer en los grandes museos o galerías nuestras creaciones, las redes sociales y los pequeños lugares de expresión, han abierto una puerta que nos permite conocer nuevos personajes, sin la necesidad de excentricidades vanas.

Uno puede ir a un bazar, un club o entrar en una página en internet y con ello encontrar magníficas creaciones literarias, artísticas o artesanías que llaman la atención de quienes logran encontrarlas, otra ventaja es la accesibilidad que se tiene ahora para adquirir las piezas que nos llaman la atención, pues se tiene la posibilidad de contactar directamente con el creador de aquello que tanto ha llamado nuestra atención.

Es un momento en que los jóvenes hemos sabido tomar la delantera, y lograr lo imposible, pues ahora las expresiones artísticas no son sólo las convencionales, podemos encontrar restaurantes que desde su estilo, hasta sus platillos; son una verdadera forma de expresión independiente. Bazares donde converge todo tipo de objetos donde se puede conseguir algo fuera de lo común y sin duda presumible, de esta forma, los jóvenes mostramos nuestra creatividad, que no es poca, y la facilidad con la que hemos podido desarrollar nuestras forma de expresión.

Es importante seguir promoviendo y, si es el caso, seguir formando parte de este tipo de proyectos que ayudan a que los jóvenes podamos encontrar cosas originales, pero también a encontrar lugares donde podamos expresarnos de la manera más pura, a nuestra manera, sin convencionalismos o trabas absurdas.


Imagen: http://www.teletica.com/multimedios/imgs/6790_620.jpg

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.