Credibilidad de los medios

Por Brandon Ramírez

 

Si bien las críticas a la prensa siempre han estado más o menos presente (por lo menos a cierta parte de ésta), últimamente se ha vuelto todo un tópico junto con los datos alternativos, sin referentes empíricos. También se ha dicho que las críticas desde antaño han acompañado, además de a la prensa, a distintas instituciones modernas, como los partidos políticos, todo el sistema bancario o económico en general, prácticamente desde el origen de todas éstas, pero centrémonos en la prensa.

No en balde a la prensa escrita llegó a considerársele el cuarto poder, al ser la fuente de información y opinión en distintas sociedades, y a su vez un contrapoder a los distintos gobiernos, al ser éstos autónomos y muchas veces los encargados de desvelar escándalos que rodean los círculos de poder, denunciándolos. Esa puede ser una de las razones por la que los regímenes autoritarios tienden a buscar mermar este tipo de medios de comunicación desde antaño, o bien crear los suyos para influir a placer en la opinión pública y difundir su mensaje.

Que un Presidente comience a criticar a la prensa de forma arbitraria, negarles el acceso a las ruedas de prensa, decir abiertamente que mienten y engañan sin ninguna prueba más que su malestar personal con el contenido de sus publicaciones que soporten su desmentido, no debería dejar de sorprendernos. Nuevamente: va por delante que la prensa no es impoluta, y que el sensacionalismo, amarillismo y chismorreo de algunos medios “no tan serios” que buscan más bien entretener que informar, han estado siempre presentes, como también lo es que otros medios priorizan mucho su fact checking y certeza de fuentes antes de publicar algo.

Algún tipo de publicaciones que no buscan informar, sino entretener a partir de sátira, parodias y exageraciones de visiones estereotípicas o percepciones populares como The Onion en Estados Unidos, o en nuestro país El Deforma estarían fuera de este reflexión, aunque son traídos a cuento porque algunas personas como el Presidente estadunidense buscan que todos pensemos que la mayoría de los sitios de información periodística son más bien de este tipo.

Es importante recordar la crisis que desde mucho tiempo se vaticinaba sobre la prensa escrita, primero ante la aparición de medios como la radio o la televisión que la harían desaparecer, o más recientemente internet y el cúmulo de fuentes y puntos de acceso a la información disponibles para todos en la palma de nuestra mano, que haría sucumbir a las noticias en papel periódico. Más aun, la aparición de redes como Twitter que tienden a la inmediatez, síntesis, encabezados llamativos y simplificación de la información cada vez aleja más a los usuarios de la contrastación o lectura a fondo y contextualización de lo que se dice, ha generado un ambiente en que dicho discurso anti prensa tradicional puede tener resonancia.

Me viene a la mente otro caso reciente que tiene que ver con el tema: la polémica del youtuber PewDiePie, quien de hecho es el que mayor número de suscriptores (o seguidores) tiene en dicha plataforma, con The Washington Post, quienes le señalan como antisemita por algunas supuestas referencias de sus videos. Casos similares han pasado en casi todos los países con youtubers con un nivel similar de influencia y relevancia en términos de audiencia.

Que las publicaciones o discursos que apelan más a mover sentimientos, como el visto en la campaña presidencial de Donald Trump, o el antisemitismo antes referido, aunque sean mentiras o bien no cuenten con un respaldo en hechos reales, sino una visión o interpretación subjetiva que puede hasta ser contraria a lo que ocurre, tengan más impacto que otras con un riguroso fact cheking y reputación construida a través de décadas de trabajo, es lo que algunos han llamado la era de la post verdad, y vaya que le viene bien a gobiernos con tintes autoritarios a quienes no les gusta que sean publicadas este último tipo y prefieren generar sus historias basadas en hechos alternativos propios.

En nuestro país recientemente el Gobernador de Nuevo León recomendó, como hiciera Vicente Fox en sus tiempos de Presidente, no leer ya prensa publicada y optar por leer e informarse de la actualidad en Facebook… cabe decir que en ese tipo de plataformas si bien los medios tradicionales tiene su lugar, también otros como El Deforma, que es muy referido y a veces confundido, misma presencia tienen las notas con información falsa con fotografías de otro tiempo y lugar, con historias inventadas, que pueden aparecer en nuestro feed con más frecuencia que la aparición de un nuevo Lord o nueva Lady. A título personal sigo prefiriendo informarme en medios periodísticos tradicionales, o algunos sitios web que han venido construyendo su reputación los últimos años, antes que de tweets aleatorios.


http://fiis.org/wp-content/uploads/2016/11/MadridVO-eso-es-informaci%C3%B3n-y-no-la-de-los-medios-de-comunicaci%C3%B3n-1748×984.jpg

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.