Con v de viajar

Por José Alfonso Castillo Martínez

 

Desde que aprendí a leer, las historias que más me gustaban, incluso de las que más me siguen gustando ahora, son aquellas que tratan de exploradores, los múltiples relatos de Julio Verne, los viajes de Gulliver, Robinson Crusoe, las minas del Rey Salomón; protagonistas que conocían nuevos rincones del mundo, unos con incidentes desafortunados, pero siempre con el impulso de aventura.

De igual manera algo que siempre me ha llamado la atención es la historia de los “descubrimientos”, en los que los exploradores europeos descubrían las Américas, Australia, las diversas islas en el pacífico y en el océano Índico. Cuando era niño me imaginaba a mí mismo realizando travesías de ese estilo, descubriendo lugares, siendo uno de esos exploradores de antaño cuando el mundo aún era muy grande. Se dice que ahora ya no hay lugares por descubrir, pero en mi opinión siempre habrá lugares para que uno mismo descubra.

Como podrán notar en ambos casos el elemento en común es: el viajar. Una de las ventajas que me ha traído mi trabajo como godín es que ahora, a diferencia de la universidad, tengo dinero para hacer una de las actividades que más disfruto, viajar, quizá no sea a otros países, de hecho, aún no he salido del país, pero si salir de la rutina, salir de tu lugar de residencia y conocer destinos cercanos o no muy lejanos a éste.

Entre otras razones por las que me gusta viajar son: la sensación de libertad, al salir de mi rutina de lunes a viernes esa sensación que se tiene de ir a dónde se quiera y hacer lo que se quiere y no me refiero a libertinaje, siempre hay que ser responsable, pero sí hay que darnos un tiempo para disfrutar detalles que en ocasiones tenemos limitados.

Otra razón es conocer, no solo lugares, sino también personas, soy de la idea que conoces más a las personas de un lugar visitando mercados y lugares comunes que en lugar de pasear únicamente en centros comerciales, conocer las distintas culturas, distintos estilos de vida y con base en eso darnos cuenta de que tenemos en común con otras personas que pueden vivir en lugares totalmente distintos a los nuestros.

Aunado a esto también es de utilidad para el autoconocimiento, sobre todo si se viaja solo, debido a que se tiene que moderar y se puede experimentar nuevas cosas que no conocíamos, nos ayuda a vencer miedos y salir de nuestra zona de confort, nos ayuda a poder convivir un poco más con “desconocidos”, o sea, puede que por preguntar indicaciones o recomendaciones de lugares o comidas sea una razón para romper el hielo y entablar una conversación con una persona.

Si nos ponemos a pensar bien en México tenemos muchos lugares por visitar, ya sea que vivas en el sureste, en el centro, golfo, pacífico o en el norte del país siempre tendrás un destino maravilloso por conocer. Por ejemplo, yo que soy de la península de Yucatán puedo recomendar las playas de la Riviera Maya, Tulum, Mahahual, eso en Quintana Roo, en Yucatán sus numerosas zonas arqueológicas y cenotes, además de las pequeñas ciudades coloniales como Mérida, Valladolid e Izamal, mientras que, en Campeche, la capital del Estado es una excelente opción para conocer también.

En el sur dos destinos que tengo pendientes de conocer son los Estados de Chiapas y Oaxaca, lugares con un encanto cultural que varias personas me han descrito como mágico, una mezcla de distintas culturas que han sido resultado de las diversas etapas de transformación del país. En otra región del país que me han recomendado bastante es la huasteca Potosina que cuenta con hermosos lugares naturales. Mientras que en el norte del país tenemos de las combinaciones más completas ya que hay desde lugares que se cubren de nieve en el invierno como grandes extensiones desérticas, hay mucho por conocer en nuestro país y particularmente quisiera poder conocer todas estas regiones.

Una recomendación que podría hacer es aprovechar los fines de semana largos, elaborar un buen presupuesto y salir a la aventura, tenemos la ventaja que hay distintas aplicaciones que nos pueden apoyar para conseguir alojamientos a precios bastante accesibles, además que igual hay otras que promueven el uso de auto compartido o pool, con el cual se puede ahorrar también si no se quiere gastar demasiado en transporte. Incluso si se quiere ahorrar un poco más en alojamiento (algo que quiero poner en práctica) es cargar con una casa de campaña, claro, siempre y cuando haya investigado previamente que el lugar al que voy a visitar tenga lugares autorizados para poder acampar.

Finalmente recomendaría que viajes, ahora es cuándo, si eres millenial como yo y sientes ansiedad por un futuro que muchos clasifican como no prometedor, un viaje incluso te servirá para poder olvidar esa ansiedad y poder generar nuevas experiencias, e incluso si no tienes los suficientes recursos como para hacer un viaje internacional, conoce México, tenemos muchos lugares con un encanto particular que provocará que adores vivir en este país, aprovecha los viernes que son con v de viajar.


Imagen: http://www.travelholdings.com/

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.