Comienzan las campañas

Por Brandon Ramírez

Con el arranque formal de las campañas electorales en el nivel federal, comienza también la exposición mediática de todos los spots, mensajes, y campañas de comunicación en general a la que estaremos expuestos durante los siguientes meses.

Es cierto que la televisión sigue siendo el medio de comunicación predominante, y que la radio pese al paso de los años, sigue teniendo el valor intrínseco, pese a que muchos de sus formatos pueden palidecer frente a nuevas opciones como el streaming que ofrecen diversas plataformas para lo musical, aún tiene ese carácter informativo o programas de revista que acompañan a muchos conductores a lo largo del día en sus trayectos.

Internet, por supuesto, cada vez cobra más relevancia, los partidos están dispuestos a invertir (y no olvidemos que en los supuestos rebasas topes de campaña en los procesos locales del año pasado, lograron justificarlos con gastos en redes sociales, que no son fiscalizados) cada vez más en estos espacios, además muy difíciles de regular, ya sea pagando Adwords en Google para que al buscar a uno de sus competidores, la publicidad haga aparecer un anuncio suyo como primera opción, o en general promoviendo temas en Twitter o Facebook para posicionarse como tendencias.

Se dice mucho que nuestra democracia es cara; la democracia en sí misma es invaluable, la normalización de vivir inmersos en una democracia, incluso con las deficiencias que puede y tiene la nuestra, nos puede hacer obviar sus bondades. Las campañas mismas y el hecho de que los candidatos y partidos den importancia a invertir sus recursos en redes sociales, nos hablan del mayor valor que estas tienen para los ciudadanos, y por extensión estos mismos para determinar el resultado de la elección… una obviedad, cierto es, que los ciudadanos pueden elegir entre opciones al candidato que prefieran, una condición mínima de las democracias representativas… pero no hace muchos años eso no era posible en nuestro país, cuando sólo había un candidato por el cual elegir en términos concretos.

Los partidos no representan a cabalidad los intereses de los ciudadanos, cierto, puede que de hecho nunca lo hayan hecho, ya que desde sus orígenes han sido criticados, pero es igual de cierto que no hemos construido como civilización ninguna otra opción que logre construir los mecanismos de representación que requieren las democracias actuales por el número de ciudadanos que viven en ellas. Movimientos como el 15M en España, al final devinieron en partidos por esta razón; y en México WikiPolítica, por más que busca ser un esfuerzo de candidaturas independientes, puede que para institucionalizarse deba pasar por el mismo camino.

El problema no son los partidos, aunque forman parte; ni los políticos, que también forman parte, ni los ciudadanos exclusivamente, somos en conjunto todas las instituciones y miembros de la sociedad que construimos la democracia quienes hemos generado el ambiente de desilusión con la misma: los partidos dejando de ser claros defensores de un proyecto político claro y preciso, congruente con una base ideológico y que se preocupan sólo por ganar elecciones a como dé lugar, para mantener privilegios; los políticos, por pensar en su mayoría en beneficios personales y sus carreras, al ser esa su profesión y operar bajo esa lógico, obviando su rol como representante y la necesidad de rendir cuentas a los ciudadanos y estos últimos, por no involucrarnos tanto como es necesario en los asuntos públicos en todas las escalas, desde el local, formando parte de nuestros comités de calle, colonia, barrio, participando en los procesos electorales, en plataformas como el presupuesto participativo, demandando esa rendición de cuentas o impulsando desde Organizaciones de la Sociedad Civil una agenda que por obvias razones es difícil que los partidos tomen.

Vienen los debates, vienen o deberían venir la seguidilla de propuestas, también las descalificaciones, acusaciones, y en ese ambiente deberemos elegir por quien votar. ¿Ningún candidato ofrece una propuesta concreta sobre un tema que me interesa? Seguramente pasará, porque las campañas se centrarán en los grandes temas de la agenda pública como corrupción y seguridad, y se obviarán muchos más. Pero no es necesario que ni el próximo o próxima presidente se pronuncie sobre todos los temas; ni quienes contienden a las gubernaturas, jefatura de gobierno, diputaciones o senadurías… muchos temas pueden y deberían ser impulsados desde fuera del sistema de partidos; el sistema político no sólo lo componen ellos, también nosotros, y no sólo demandando soluciones, también deberíamos estar del lado de generar alternativas, no sólo en esa idea ambigua del participar en debates sobre, sino con acciones concretas.


Imagen: https://tusbuenasnoticias.com/wp-content/uploads/2018/02/elecciones-2018.jpg

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.