Cambio climático en tiempos de juventud

Por: Karla G. Hernández-Aguilar

¿Te la pasas quejándote del clima y de que sea poco predecible? ¿Estás harto de que te enfermes más que antes? ¿Utilizas frases del tipo “ Qué clima tan loco y raro”…?  ¿Ya estás harto del incremento en los precios de productos alimenticios de nivel básico? Si contestaste SI a por lo menos una de estas preguntas, quizá no estés prestándole suficiente atención a uno de los grandes problemas de nuestra sociedad y lo  que es peor ni siquiera te has dado cuento que tú mismo podrías estar propiciando dicho problema.

Aunque pareciera que el cambio climático es un tema del que se habla muy seguido, una parte importante de la población no está verdaderamente consciente de lo que significa y mucho menos de sus efectos. El cambio climático de acuerdo a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climáticoes un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana…”. Lo grave de la situaciónes que  estos cambios modifican significativamente la composición de la atmósfera  a nivel mundial, sumándose a los ya de por sí cambios naturales del clima y propiciando nuevos.

Esto que llamamos cambio climático, es considerado hoy en día como la amenaza ambiental más grave que no sólo pone en riesgo a diferentes hábitats, especies de animales y plantas, sino nuestra salud, nuestra economía e incluso nuestra supervivencia.

Severas inundaciones, temperaturas por encima o por debajo de lo normal, extinción de especies, destrucción de hábitats, alza en precios de productos básicos como frutas o verduras, enfermedades como diarrea o resfríos que tardan más tiempo en desaparecer, desnutrición e incluso depresión, son tan sólo algunos ejemplos de los efectos del cambio climático. Cuando lees esto seguro se te vienen a la mente imágenes de películas apocalípticas en donde grandes eventos climatólogicos devastan el mundo. Pues aunque no lo creas no estamos lejos de esa realidad. La WWF indicó en su reporte anual de 2013 que…”El cambio climático ha dejado de ser una historia de ciencia ficción o una profecía a futuro, para transformarse en una terrible realidad que está impactando todos los aspectos naturales y sociales del planeta”. El problema radica es que estamos viendo todos estos efectos en un lapso de tiempo muy corto y sus efectos están impactando a una velocidad incontrolable.

Pero ¿Cómo es que todos esos elementos pueden estar conectados entre sí?  

La respuesta es más simple de lo que imaginas. El clima es uno de los factores a nivel mundial que determina nuestras condiciones de vida. Por ejemplo, los tiempos de cosecha y estaciones determinan nuestras posibilidades de alimentación, así mismo, éstos determinan la disponibilidad de recursos, que a su vez determinan la actividad económica en general (precios y comercialización) y con ello la supervivencia de cada uno de nosotros.

Por ponerte un ejemplo muy sencillo sobre la conexión que existe y que quizá ni siquiera imaginabas, hablemos sobre salud. ¿Sabías que enfermedades como la diarrea o los resfriados son muy sensibles a los cambios de temperatura y a los niveles de lluvia? Todo se debe a que las variaciones en el clima alteran de manera significativa los ciclos de vida y la distribución de organismos encargados de la transmisión de dichas enfermedades. En México si llueve más, se generaran condiciones que permitirán que el ciclo de vida de ciertos organismos (como los mosquitos que trasmiten el dengue y produce diarreas intensas), sea más prolongado. Más lluvias, más mosquitos, más enfermedades. Por obvias razones todas las variaciones nos afectarán de alguna u otra forma.

Entonces ¿Qué podemos hacer? ¿Cuál es nuestro papel como jóvenes ante esta amenaza?

Aunque es un tema de amplia discusión,  y lo último que se pretende es ser alarmistas. Con la generación de más información y la presentación de casos concretos, se espera que la población sea más consciente de esta problemática. Particularmente, en la última COP (Cumbre sobre Cambio Climático de la ONU) celebrada hace unos días en Lima, Perú; se recalcó la importancia de la participación de los jóvenes como agentes de cambio ante los efectos del cambio climático.

Cómo ya lo he mencionado en distintas ocasiones, no se trata simplemente de estar informados, sino de actuar y llevar nuestras acciones a otro nivel. Muchas veces me he enfrentado al típico comentario ¿De qué sirve que yo lo haga si los demás no se molestan en hacerlo? Creo que nuestra actitud frente a este tipo de amenazas también desempeña un papel importante. Lo que muchos no han entendido es que nuestra responsabilidad es individual y colectiva. Porqué esperar a que otros actúen cuando tú mismo podrías ser el agente de cambio que inspire a otros. Muchas veces los jóvenes nos quejamos de la falta de oportunidades, de que nuestras opiniones no son tomadas en cuenta, cuando nosotros debemos ser quienes tomemos la iniciativa.

Decir es muy fácil, pero es el hacer lo que marcará la diferencia. Personalmente, yo no soy experta en cambio climático, y todos los días aprendo algo nuevo; pero saber que mis decisiones y acciones pueden ayudar a mitigar los efectos de dicha amenaza, es lo que me ha impulsado a generar un cambio de actitud en mí y los que me rodean.

Si todos nos ponemos la etiqueta de “agentes de cambio” y modificamos por lo menos una de nuestras acciones diarias para que contribuyan al medio ambiente, te aseguro que en poco tiempo ocurrirán cambios significativos. Quizá a nosotros ya no nos toque verlos, pero no lo hagas sólo por ti, hazlo por los que te rodean, por aquellos que no conoces, incluso por aquellos que ya están sufriendo los efectos de dicho cambio, pero sobre todo por aquellos que vienen detrás de ti. Ya se aproximan las fechas en donde todos buscan regalar algo, porque no regalarle algo al mundo. Siempre he pensado que no hay que ser rico para hacerlo, como joven ¿por qué no regalar calidad de vida a terceros? Piénsalo, pero sobre todo Házlo, no te arrepentirás.

Fuentes:

http://onu.org.pe/cop20/

http://www.wwf.org.mx/que_hacemos/cambio_climatico/

Comentarios

Comentarios