Bienvenido a la Tierra

Por Driveth Razo

Desde hace tiempo me preguntaba cuándo sería el momento de tu llegada, si es que venías. Nunca me imaginé que, lo que creí era parte de mi imaginación, fuera en realidad verdad. Pero sobre todo, nunca creí que estaría escribiéndote una carta, tratando de penetrarte con mis palabras, tratando de hacer que recapacitaras. Sin embargo, aquí estamos…

¿Qué quieres que te diga? ¿Quieres que te mienta con tal de salvar nuestro planeta? O, ¿quieres que te cuente todos los detalles más obscuros de nuestra Tierra para convencerte de destruirla? Pues te diré que de mis labios no obtendrás ni una ni la otra, pues estoy acostumbrada a no decir mentiras y no morderme la boca con medias verdades.

Para empezar es verdad que hemos tenido grandes catástrofes, la mayoría de ellas ocasionadas por la mano del hombre. A lo largo de nuestra historia hemos tenido grandes guerras y diversas batallas, pero también hemos tenido grandes epidemias y catástrofes naturales debido al calentamiento global. Tal vez no te imagines todo lo que hemos sufrido o tal vez sí. A veces, las ganas del hombre por ser el rey del universo culmina en un genocidio que termina con grandes vidas, pues dichos genocidios no diferencian entre niños inocentes y adultos de gran futuro. Otras veces, sus aires de superioridad culminan con la extinción de diversos animales tan sólo por el gusto de casarlos o de venderlos, pues pueden que valgan millones en el mercado negro.

A pesar de todo ello, puede que te preguntes ¿por qué es que amo tanto a la Tierra? Pues te diré que a pesar de todo el desastre mencionado con anterioridad, también hemos tenidos grandes momentos de unión y alegrías. Cada vez que hay desastres naturales, nos unimos para ayudar a aquellos que se encuentran en necesidad, pues es en momentos como estos donde nos olvidamos de nuestras diferencias y de nuestros conflictos. Como al termino de las guerras mundiales, celebrábamos que ya no habría más muertos pues creíamos que el mundo se volvería a sumergir en un mundo de tranquilidad. Sin embargo, puede que esa tranquilidad no exista en todo el planeta, pero al menos puede que sobreviva en el seno de nuestra familia.

La alegría de nuestros padres al volver a casa o cuando vamos de visita a la casa de nuestra abuela y comemos el platillo que ella preparó –el cual muchas veces es nuestro platillo favorito-, esos pequeños momentos, para mí, son sinónimos de tranquilidad y esperanza aunque sea en un recóndito lugar de nuestro planeta. Puede que el mundo se esté cayendo en pedazos,  puede que incluso esté a punto de estallar la tercera guerra mundial, pero nada de eso importa cuando nos sentimos en familia. Una familia que no sólo con la cual nacimos, sino una familia que nosotros también creamos, contando a nuestra pareja, hijos y/o amigos. Pues todos aquellos que te hagan sentir en casa, o mejor dicho que te hagan sentir como si acabaras de llegar a tu hogar, son personas y momentos que valen la pena preservar. Pero sobre todo, es gracias a esas personas que sientes que vale la pena luchar.

Y por esas personas es que te estoy enviando esta carta. Creerás que soy muy egoísta al enviarte mi carta pensando exclusivamente en esas personas, pero no es así. Son esas personas, las cuales me dan la fuerza de seguir escribiendo, más no son las únicas personas que quiero que se salven. Hay mil vidas que vale la pena salvar. Puede que en este momento un niño que está naciendo sea el próximo gran inventor de nuestra era o puede que un gran investigador esté a punto de descubrir la cura para el cáncer, uno de los grandes males de nuestro tiempo.

Con esto me despido, no sin antes decirte que espero que cuando llegues, vengas preparado. La verdad es que no me rendiré en el momento de defender mi tierra y por mi tierra, no solo me refiero a mi país sino al mundo entero. Pues eso es algo que muchos de mis compañeros se han olvidado de defender.


Imagen: http://www.tribunadeloscabos.com.mx/wp-content/uploads/2017/05/natural.jpg

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.