Animales en situación de calle. Un problema que nos afecta a todos

Por Adriana Villa

Gozar de la compañía de un amigo de cuatro patas es para muchas personas una de las mejores experiencias de la vida, incluso personalidades internacionales como Paul McCartney son fervientes defensores de los derechos animales.

Mahatma Gandhi, por ejemplo, es autor de una de las más citadas frases al respecto: “La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por el modo en el que se trata a sus animales”.

Sin embargo, ¿cómo se refleja esto en el día a día?.

Recientemente finalizó la temporada navideña, época en la que muchos perros y gatos suelen convertirse en el obsequio elegido para una persona especial. Pero el destino de algunas mascotas no pinta del todo bien. México es el país con mayor cantidad de animales sin hogar en toda Latinoamérica.

En 2015 la Cámara de Diputados de México realizó un estudio para conocer la situación de este tema, dicha investigación arrojó como dato que en el país habitan 23,000,000 perros y gatos, de los cuales 16,000,000 no tienen dueño, lo equivalente al 70%.

Curiosamente en la temporada de vacaciones aumenta el abandono de animales en las calles. Algunos dueños aprovechan los días para salir del hogar y dejar libre a alguna mascota de la que ya no quieren responsabilizarse.

De acuerdo con la Comisión de Salud de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) 7 de cada 10 personas que compran un animal lo abandonan en su primer año de vida, mientras que el 25% de los perros o gatos que son adoptados en asociaciones civiles son devueltos.

El abandono de perros o gatos en situación de calle es un problema que va más allá del maltrato animal, también puede derivar en diversas situaciones que afectan al medio ambiente y a la higiene pública.

Por ejemplo, la salud de las personas puede verse afectada por las heces fecales. La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) afirma que en México se generan al día 700,000 kilos de residuos fecales que están relacionados con más de 100 enfermedades humanas.

Por otro lado, los canes que no son domesticados en un hogar, al intentar valerse por sí mismos pueden presentar conductas salvajes. La Secretaría de Salud del Distrito Federal afirma que en la Ciudad de México se han llegado a presentar en un año alrededor de 18,000 personas con heridas por ataques de perro por lo que se ha tenido que recurrir a la aplicación de más de 1,200 tratamientos antirrábicos.

Este fenómeno responde a una falta de cultura sobre el bienestar de los animales y del ser dueños responsables. Al adquirir una mascota, ya sea por compra o adopción, se asumen compromisos para asegurar la calidad de vida del perro o gato al que se le ha decidido dar un espacio en el hogar.

Sin duda, el futuro de aquellos que no han tenido la suerte de encontrar el apoyo de una familia o dueño no corresponde solamente a quienes decidieron alejarse, sino a todos los ciudadanos que cohabitamos ya que las consecuencias resultan transversales.

Por su parte, las autoridades correspondientes han optado por llevar a los perros y gatos a albergues públicos; sin embargo, el estudio previamente mencionado asegura que 9 de cada 10 animales que toca estos destinos son sacrificados, y solamente uno es reclamado por sus dueños.

Esta cifra no resulta alentadora, pero el esfuerzo a realizar implica un arduo trabajo que conlleva arrancar de raíz mitos y desinformación sobre el bienestar animal.

Informar y sensibilizar a la población sobre el cuidado adecuado de un animal de compañía es parte fundamental para encontrar soluciones a esta problemática. Se requiere fortalecer herramientas para que los dueños y no dueños logren convivir en armonía con los animales e incluso se beneficien de estar en contacto con ellos.

La adopción, por ejemplo, es una de las mejores respuestas para la disminución de perros o gatos en situación de calle. Elegir esta opción sobre la compra ayuda a darles hogar a quienes no han tenido la dicha de encontrase con un espacio y los cuidados necesarios.

Adoptar una mascota va más allá de elegir un tamaño, color o raza, por ello, las organizaciones civiles dedicadas a esta causa guían en todo el proceso al futuro dueño para que la nueva relación sea fructífera.

Promover prácticas responsables es el camino para lograr el equilibrio en esta situación. Muestra de ello es la esterilización de perros y gatos que previene el control poblacional de los mismos. Se calcula que el país existen más de 10,000,000 animales de compañía sin este procedimiento, casi el 50% de la población total.

La participación de todos permitirá generar mejores condiciones para los animales. A través de distintas iniciativas se pueden concretar cambios al respecto, desde programas de control sanitario de heces fecales hasta campañas, talleres o congresos que permitan difundir investigaciones científicas sobre el desarrollo y comportamiento de las mascotas.

La finalidad debe ser trabajar en conjunto para lograr las metas que permitan el bienestar de los animales y humanos.


COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org  @Earthgonomic  y  /Earthgonomic

Comentarios

Comentarios