Accesibilidad urbana sostenible

Por Sergio Andrade

En temas de gestión, educación, legislación, infraestructura y protección, los peatones y las personas con discapacidad son, en México, los actores más vulnerados. Su derecho a la movilidad, la accesibilidad y al disfrute de la ciudad se encuentran en un panorama adverso y en condiciones precarias. La circulación libre de los peatones y la accesibilidad universal en México se antepone a un panorama antidemocrático, violento y caótico que prioriza en el tránsito libre de vehículos particulares.

La discapacidad, entendida como la imposibilidad de realizar ciertas actividades o necesitar ayuda para hacerlas, es uno de los problemas de salud pública que ha adquirido relevancia en la agenda política en los países en vías de desarrollo. En México existen 1’795’000 personas con discapacidad, las cuales constituían 1,8 % de la población en el año 2000, siendo la discapacidad motriz la más frecuente entre la población. En la actualidad existen diversos avances en temas de desarrollo social y de salud que han permitido extender la esperanza de vida y disminuir las tasas de mortalidad de las personas con discapacidad. Sin embargo, en temas de movilidad y accesibilidad las ciudades mexicanas dejan mucho que desear.

El Inventario Nacional de Vivienda 2016 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ofrece un panorama desfavorable en cuanto a accesibilidad universal. Según este inventario, en las principales ciudades del país existe una carente infraestructura peatonal. Estas ciudades se caracterizan por tener un porcentaje precario de cobertura total de banquetas (aceras o andadores) y nula infraestructura de accesibilidad universal como rampas de acceso para personas con movilidad motriz restringida o rutas táctiles para personas con discapacidad visual. Estos factores de inaccesibilidad ponen en un estado de inequidad a todos aquellos que no se trasladan en medios motorizados y en un estado de constante vulnerabilidad a personas con discapacidad, generando como consecuencia la ruptura de sus lazos sociales. Sus lazos laborales, por otro lado, se encuentran vulnerados por la inaccesibilidad de la infraestructura vial y de transporte público, pues a través de ellos las personas con discapacidad tienen acceso independiente a sus fuentes de trabajo, estos factores han condicionado que esta población se encuentre dominada por actividades económicas terciarias e informales.

El Inventario Nacional de Vivienda 2016 del INEGI también pone en evidencia la falta de espacio público digno en México. En los últimos años el espacio público se ha conceptualizado como aquel espacio destinado para acceder a las propiedades privadas, y cuya función se limita a proporcionar una accesibilidad satisfactoria a los distintos usos privados el suelo, dejando de lado las necesidades públicas de disfrute, recreación y convivencia. Lo que ha generado ciudades deshumanas en donde se carece de vida vecinal y la calle resulta peligrosa.

A partir de las barreras físicas (distribuidores viales, pasos a desnivel vehiculares, periféricos, etc.) promovidas por el dominio del automóvil frente al ciudadano, se han construido también barreras culturales (la prohibición de niños y niñas a jugar en la calle, la idea expandida del “derecho al estacionamiento y el “derecho” a transitar en automóvil, etc.), imponiendo la idea de que la ciudad es pensada para moverse y para trabajar, no para vivir y disfrutar. Relegando a segundo plano las necesidades de todos aquellos que no realizan actividades productivas como los niños, las niñas y/o las personas adultas mayores.

La planificación urbana y la formulación de políticas públicas dirigidas a la búsqueda de estrategias que promuevan la caminata y la accesibilidad sostenible son urgentes para generar lazos afectivos (y efectivos) para la convivencia ciudadana y la proyección de una ciudad para todos y todas, pensada para su disfrute y el reconocimiento de los derechos de las poblaciones vulnerables.


Imagen: http://www.elaltoesnoticia.com/elalto-es-noticia/70-personas-con-discapacidad-y-adultos-mayores-se-alfabetizan-en-el-alto.html

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.