¿A qué huele la navidad?

Por Sergio Andrade

 

En pocas o nulas ocasiones nos detenemos a pensar en todos esos responsables que hacen de nuestra navidad una fecha especial, como nos han hecho la vida más placentera o como nos hacen sentir confortables; los responsables son moléculas que en esta temporada del año se vuelven indispensables para nuestro espíritu navideño.

El pineno, por ejemplo, es la molécula – altamente volátil – que se encuentra en las resinas de los pinos produciendo el aroma característico del mismo y se utiliza como aromatizante de los pinos sintéticos que adornan nuestras salas. En la naturaleza se encuentra distribuido ampliamente y se caracteriza por producir el aroma a bosque de encino, también es una molécula que forma parte del sistema químico de comunicación de los insectos y es producida por algunas flores como agente de polinización. En niveles bajos de exposición, α-pineno es un broncodilatador en los seres humanos. Se ha demostrado su acción como agente antimicrobiano y antiinflamatorio, además se ha reportado que es un inhibidor de la colinesterasa, que en palabras simples es un estimulador de la memoria. Es por esta razón que para el ser humano es grato el aroma de bosque y posiblemente la razón del por qué nuestras memorias navideñas están tan fuertemente conservadas en nosotros.

La canela es fundamental en la navidad, presente en los buñuelos o en la tradicional bebida caliente. El cinamaldehído es la molécula responsable del aroma de la canela. Este compuesto es el principal componente del aceite esencial de canela y se le atribuye toda una serie de propiedades benéficas al ser humano entre las que destacan sus propiedades antimicrobianas, previniendo así las infecciones micóticas e infecciones de vías respiratorias. En la década de los 70, los investigadores Harada y Yano descubrieron que el cinamaldehído provocaba una rápida disminución de la presión arterial, que se atribuyó a un efecto vasodilatador, es por ello que nos es grato oler la canela hirviendo. De hecho, existen estudios en donde se ha utilizado el aroma de la canela en distintas tiendas con la finalidad de aumentar el consumo en ellas. ¿Te has preguntado por qué, en estas fechas principalmente, sueles entrar a una tienda y acabas comprando aquello que no tenías pensado comprar? Bueno pues el aroma influye drásticamente en nuestras sensaciones y sentimientos. El aroma de canela nos produce una “sensación de hogar” y es por ello que en estas fechas las tiendas suelen mimetizar esta sensación con el aroma de la canela. El cliente de forma inconsciente desea permanecer en la tienda por más tiempo y con ello aumenta la posibilidad del consumo. Existen reporte (no muy bien estructurados, pero que siguen siendo evidencia de este hecho) de que las tiendas pueden aumentar hasta 70% de su consumo si se desprenden ciertos aromas en el establecimiento. Los aromas de la canela (Cinamaldehído), la naranja (Citronelol) y la vainilla (Vainillina) son los más utilizados.

Pero la canela no es tan sólo un dulce aroma. El investigador Roshni C. George y sus colaboradores, demostraron que el cinamaldehído reduce la agregación in vivo de proteínas tau y la protegen contra los daños oxidativos provocados por radicales libres y otros productos tóxicos. Estos resultados demuestran que la canela puede ser una alternativa para prevenir el Alzheimer. El Dr. Soliman y su equipo de trabajo comprobaron que si se trataban ratas diabéticas (previamente alimentadas con una dieta rica en grasas) con extracto de canela, ésta producía efectos similares a la insulina por lo que también puede ser tratamiento de soporte contra la diabetes, de hecho esta evidencia ha sido corroborada por el Dr. Shaohui y colaboradores, quienes demostraron que el cinamaldehído reduce los niveles de glucosa en sangre en ratas diabéticas.

El citronelol, el citronelal y el geraniol son los compuestos responsables al aroma de cítricos como la mandarina, la naranja y otros frutos. Su aroma podemos encontrarlo en el tradicional ponche de frutas y poseen una variedad de propiedades benéficas. El geraniol tiene propiedades antidepresivas, sedantes, digestivas y antiespasmódicas, mientras que el citronelol y el citronelal son repelentes de mosquitos y tienen actividad antifúngica (actividad contra hongos).

Estas y otras moléculas son entonces las responsables de nuestras memorias y nuestro placer por estas fechas. Ahora, además de procurar cuidar la dieta, esta navidad también sabemos los beneficios de implementar estos componentes en nuestra salud y los responsables del aroma a la navidad.


Imagen: http://foro.fonditos.com/aromas-navidenos-por-publicar-100-t70159.html

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.