A cambiar pañales. La nueva/vieja alternativa

Por Isabel Núñez @diceisa

Un bebé utiliza 6,000 pañales desechables en sus primeros dos años de vida[I]. Cada pañal tarda de 200 a 500 años en desintegrarse[II].

Después de saber estos datos creo que la pregunta obligada es: ¿Queremos dejar a nuestros hijos un mundo lleno de basura?

Mi respuesta es NO. Una de las maneras de reducir considerablemente la basura que generamos es utilizar pañales lavables. Si ustedes también respondieron que no a mi pregunta entonces aquí les dejo más información sobre esta nueva/vieja manera de cambiar pañales.

Y digo nueva/vieja porque si, podría parecer algo del pasado y además si se inventaron los pañales desechables es por algo, ¿no? Practicidad y comodidad. Pero hoy nos hemos dado cuenta de que vale la pena cuidar nuestro medio ambiente aunque sea sacrificando un poco de nuestra comodidad. Además los pañales lavables que podemos encontrar en el mercado hoy en día no se parecen a los pañales de tela que me ponían a mi de bebé ( se ruega no hacer cálculos). Son mucho más absorbentes, cómodos, se pueden usar desde los cero hasta los dos años pues son ajustables en su tamaño, y hay de varios tipos para que cada familia escoja los que más se ajusten a su estilo de vida.

Una de las desventajas que enlistan varias páginas de internet que tratan el tema es la incomodidad de usar pañales lavables en vez de los desechables. Pero puedo asegurarles, por experiencia directa, que lo difícil es solo al principio. Al menos para mí así fue, y creo que se debía en gran parte a que tenía cero experiencia cambiando pañales y me asustaba lastimar a mi bebé, o ponerlo muy apretado, o tardarme mucho y que se desesperara, pero esos miedos habrían surgido de igual manera con los pañales desechables. Como todo lo que hacemos por primera vez, hay que aprender y acostumbrarnos. Si, hay que lavarlos y no solo tirarlos, pero basta enjuagarlos y ponerlos en lavadora. Lo más duro son las primeras semanas en las que el bebé ensucia más pañales, pero  si estos primeros días los papás no quieren esta carga extra de trabajo pueden utilizar desechables y luego, cuando ya dominen la situación, cambiar a los lavables. El ecosistema igual se los agradecerá, y nuestros hijos también.

¿Cómo hacer cuando uno está fuera de casa mucho tiempo o viaja?

No hay problema, siempre hay alternativas. Podemos seguir usando los pañales de tela pues existe la “Wetbag”, que es una bolsa hecha de material impermeable que sirve para guardar los pañales sucios, que no deja pasar nada al exterior y al mismo tiempo permite la circulación del aire, y evita la formación de bacterias. Si no es posible, o si nos parece muy incómodo, siempre podemos regresar a los pañales desechables en emergencias, pero siempre buscando la opción que contamine menos. Existe ahora una línea de pañales ecológicos que están hechos con materiales menos contaminantes.

¿Cuáles son las ventajas de los pañales lavables?

Menos contaminación.

Como decía antes cada pañal tarda de 200 a 500 años en desintegrarse. En México nacen 2.5 millones de niños y niñas aproxidamente cada año[III]. ¿Te imaginas la cantidad de basura que el que todas las familias con bebés utilicemos pañales desechables puede generar?

Es claro al usar pañales lavables hay que ser ecológicos de igual manera, es decir, no meter dos pañales en una lavadora. Organizarnos de tal manera que realicemos tres o cuatro lavados a la semana, y no hacerlos a 1000 grados, es suficiente lavar a 60 grados. De vez en cuando se puede hacer uno a 90 grados para desinfectar.

Piel del bebé.

El plástico y sustancias químicas de los pañales desechables pueden irritar la piel de tu bebé. Está comprobado que los materiales de los pañales de tela son muchos más amables con la piel de los pequeños.

Tu bebé puede aprender a ir al baño más rápido.

Se cree que el gel superabsorbente de los pañales desechables que sirve para que el niño no se sienta mojado pueden interferir con el control de esfínteres del bebé, retrasando el proceso de dejar el pañal. (Bebé a costo cero, Giorgia Cozza).

Ahorro

El ahorro económico puede ser enorme. Una familia con un bebé puede llegar a gastar hasta 11,700 pesos al año en pañales desechables[IV]. Si calculamos que se necesitan unos 20 pañales de tela para un bebé desde los 0 hasta los dos años, y que cada pañal cuesta alrededor de 200 pesos, veremos que tendremos que hacer una inversión total de 4,000 pesos, mucho menos de lo que gastaríamos en dos años de pañales desechables: hasta 22,000 pesos.

Además los pañales de tela los podemos reutilizar en caso de que la familia crezca.

Con los pañales de tela hay que hacer una inversión inicial mayor, pero a la larga el ahorro es enorme.

Y precisamente porque la inversión inicial es mayor pero las ventajas para el cuidado del medio ambiente tan contundentes, es que en varias ciudades y países los gobiernos locales y federales han implementado incentivos económicos para promover la utilización de los pañales de tela. Por ejemplo: En varias ciudades de Italia el gobierno provee gratuitamente a las familias con un paquete de pañales de telas o con una contribución económica para su adquisición.[V]

Considerando todo lo anterior  los gobiernos estatales  y el gobierno federal deberían valorar la implementación de este tipo de apoyos para comenzar también en México a reducir el número de pañales desechables en el medio ambiente.

A nosotros como papás nos toca informarnos y tomar las mejores decisiones para nuestros hijos y su futuro, aunque signifique un poco menos de comodidad en nuestro presente, ¿no creen?

[I] http://realdiaperassociation.org/diaperfacts.php

[II] http://www.inese.es/html/files/pdf/amb/iq/R103-26.pdf

[III] http://www.mexicosocial.org/index.php/mexico-social-en-excelsior/item/308-1184-millones-y-contando.html

[IV] http://www.profeco.gob.mx/encuesta/brujula/bruj_2011/bol200_panales.asp

[V] http://www.nonsolociripa.it/index.php/parliamo-di-incentivi/36-pannolini-lavabili/dove-trovarli/202-elenco-dei-comuni-italiani-che-offrono-incentivi-per-luso-di-pannolini-lavabili

Comentarios

Comentarios

Isabel Núñez

Bailarina y Licenciada en Comercio Exterior y Aduanas, mamá, expatriada y soñadora de utopías.