7 preguntas obligadas sobre el cannabis medicinal en México

Por Fernando López Armenta

El pasado mes de abril de 2017 la Cámara de Diputados aprobó el uso medicinal y científico de cannabis en México, esto después de que en 2016 la Cámara de Senadores presentara una iniciativa de reformas a la Ley General de Salud y al Código Penal Federal que permitirían el cultivo, comercialización, transporte y consumo de los derivados de estas plantas con fines médicos. Con este suceso México se une a una lista cada vez más creciente de países en los cuales existen regulaciones legales para el consumo de cannabis y sus derivados. A continuación, se presentan algunas preguntas frecuentes acerca de las implicaciones que tendrán estas reformas en nuestro país.

1. ¿Cuáles son las diferencias entre cannabis, marihuana y cannabinoides?

Primero es importante establecer con claridad algunos puntos básicos. Existe un género de plantas llamado “Cannabis”. Dentro de este género existen 2 especies principales: cannabis sativa y cannabis indica. Algunos consideran también una tercera especie que posee características de las 2 especies principales y que es conocida como cannabis ruderalis. La palabra “marihuana” es el nombre coloquial de la especie cannabis sativa, por lo que, en términos estrictos, marihuana y cannabis no son sinónimos. Estas plantas se agrupan en un mismo género debido a que contienen un grupo de compuestos orgánicos conocido como cannabinoides herbarios. El Tetrahidrocannabinol (THC), el Cannabidiol (CBD) y el Cannabinol (CBN) son los cannabinoides herbarios más abundantes en estas plantas y los más estudiados por su relevancia, cada uno de estos cannabinoides tiene efectos distintos y actúan en diferentes estructuras del sistema nervioso. Lo más importante de este punto es destacar que las recientes reformas permitirán el consumo de cannabinoides herbarios, pero no de cannabis (incluida la marihuana) en su estado natural.

2. ¿Será legal fumar cannabis a partir de ahora?

No. Será legal consumir productos que contengan derivados de estas plantas, siempre que la concentración de estos compuestos sea menor al 1%. Recordemos que las especies de cannabis en su estado natural contienen una gran variedad de compuestos orgánicos, sin embargo, no todos ellos son benéficos para la salud, por lo que esta nueva ley permitirá el consumo de fármacos que contengan únicamente aquellos compuestos que puedan ofrecer beneficios a los pacientes. Fumar esta planta, desde una perspectiva clínica, no será necesario, ya que estos cannabinoides se consumirán en medicamentos producidos bajo las regulaciones internacionales de seguridad sanitaria. En otras palabras, los establecimientos autorizados no venderán marihuana ni otras especies de cannabis, sino medicamentos que contengan algunos compuestos de estas plantas.

3. ¿Cualquier persona podrá adquirir estos productos?

No. El acceso a productos que contengan cannabinoides estará limitado a aquellas personas que puedan justificar su uso, para ello será necesario que un especialista expida una receta médica. Los medicamentos que contengan estos compuestos tampoco podrán ser adquiridos en cualquier sitio, la Secretaria de Salud, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), será responsable de regular la producción, transporte y distribución de estos productos, este organismo será el encargado de expedir licencias a farmacias que reúnan los requisitos necesarios para comercializarlos.

4. ¿Estas reformas contemplan el uso recreativo de estas plantas?

No. En México el uso recreativo de la marihuana y el resto de cannabis está despenalizado, pero no está legalizado. Esto quiere decir que cualquier persona puede portar un máximo de 5 gramos de estas plantas sin el riesgo de llegar a prisión, sin embargo, cuando la posesión de cannabis se encuentra por encima de esta cantidad la ley contempla repercusiones legales serias.

5. ¿A qué se refiere el uso científico de cannabis?

Actualmente ya existe en el mercado (fuera de México) una diversidad considerable de fármacos que contienen cannabinoides herbarios. Para que un medicamento pueda llegar al mercado es necesario que previamente se realice investigación básica y ensayos clínicos en los que se pueda evaluar el impacto de estos productos sobre la salud, así como sus respectivos efectos secundarios. Para ello es necesario que organizaciones científicas y académicas tengan acceso a estas plantas para que, en laboratorios especializados, puedan realizar investigaciones en las que se puedan probar los efectos (positivos y negativos) que puede tener el consumo de estos compuestos. Las nuevas reformas permitirán que universidades y centros de investigación mexicanos puedan profundizar en el conocimiento sobre el uso de cannabis a través de procedimientos científicos que se apeguen a las regulaciones internacionales en esta materia.

6. ¿Será legal el cultivo de cannabis?

Sí. La nueva legislación contempla la producción y comercialización de cannabis, sin embargo, los productores de estas plantas deberán contar con una licencia que les autorice esta actividad comercial para asegurar que la producción esté circunscrita al ámbito farmacológico y/o científico. La legalización de esta práctica abre las puertas a la posibilidad de que en México se puedan producir medicamentos que contengan cannabinoides herbarios y que incluso se pueda exportar cannabis a otros países de forma legal. Al menos en inicio, el cultivo personal de cualquier variedad de estas plantas continuará siendo ilegal, las recientes reformas tampoco contemplan la autorización de la autoproducción de alimentos o extractos caseros que contengan compuestos cannabicos, aun si éstos son producidos y consumidos con fines terapéuticos.

7. ¿Cuándo está indicado el uso de cannabinoides como tratamiento médico?

La mayoría de los cannabinoides herbarios son considerados como tratamientos complementarios, esto quiere decir que en pocas ocasiones son la primera opción, sino que se prescriben cuando los fármacos de rutina no han dado los resultados esperados. Los medicamentos que contienen estos compuestos están indicados para aliviar el dolor en casos de esclerosis múltiple, SIDA y lesiones del sistema nervioso, también se utilizan para contrarrestar algunos efectos adversos de la quimioterapia y en menor medida como anticonvulsivos. Antes de considerar el uso de estos fármacos es importante tomar en cuenta que pueden llegar a producir alteraciones cognitivas e incrementar el riesgo de desarrollar trastornos mentales como la esquizofrenia.


Imagen: http://medicinapreventiva.info/diabetes-mellitus/27977/un-analogo-no-psicoactivo-de-la-marihuana-puede-ser-efectivo-para-tratar-la-diabetes-tipo-2-por-linternista/

 

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.