7 consejos para escribir un buen artículo

Por Héctor Mondragón

Últimamente he escuchado a muchas personas que afirman que a la gente se le inculca la gran importancia de leer  (aunque no muchos lo hagamos de manera constante), pero que difícilmente se nos dice lo importante que es aprender a escribir bien.

De hecho, la gran mayoría de las personas tienen una absoluta dificultad a la hora de plasmar sus ideas de forma escrita. Tenemos esa absurda concepción de que nuestros pensamientos son entendibles aventados en bruto, y a veces inclusive nos enojamos cuando la gente no comprende algo que tiene perfecto sentido en nuestro cerebro.

En mi trabajo, diariamente tengo que revisar textos de muchas personas, y aunque intento siempre ofrecer retroalimentación a la gente que reviso, a veces resulta desgastante repetir una y otra vez algunos consejos que pueden, en definitiva,  marcar la diferencia al momento de escribir.

Aunque la intención de este texto es ayudarles a todos los que escriben, o que en algún momento piensan escribir artículos, muchos de los consejos aquí compartidos no se limitan a articulistas o columnistas en diferentes medios. Al contrario, son sugerencias que pueden ayudarles a mejorar todo tipo de trabajos, desde ensayos académicos hasta textos de opinión.

Para muchos, estos tips podrían resultar absurdamente obvios, y quizás lo sean. Sin embargo muchas veces se nos olvida aplicarlos dentro de nuestro proceso de redacción y me parece que nunca hace daño mantenerlos presentes de manera constante.

  • Fija un objetivo claro

Quizás es el más grande problema que enfrentas a la hora de escribir un artículo. Tienes una gran idea que quieres platicar al mundo, pero eso no significa que tengas una razón clara y específica para decirla. Jamás te preguntas cuál es el público objetivo,  ni cuál es el valor agregado de tu escrito; mucho menos lo que quieres lograr con él.

Plantearte todas esas preguntas es imperante a la hora de empezar a escribir. Haciendo esto, lo más probable es que tengas una idea mucho más clara del camino que debe llevar tu artículo.

 

  • Dale estructura a tu idea

Quieres hablar de lo maravillosos que son los gatos negros, pero al mismo tiempo deseas abordar la adoración de Sekhmet en el Antiguo Egipto, al Gato Morris, a las croquetas Whiskas y a Félix el Gato. Tienes tantas ideas, y todas nos parecen tan buenas, que quieres apretar todo lo que sabes dentro de un artículo de 800 palabras. Es simplemente imposible y lo más probable es que termines con un Frankenstein sin pies ni cabeza.

Al fijar un objetivo claro, como lo mencioné en el punto anterior, también debes preocuparte por establecer una estructura que le ayude a cobrar sentido.  Rescata los puntos más importantes de toda la información que existe en tu cabeza sobre el tema que quieres abordar y enfócalos. Todo lo que no sirva para tu objetivo claro, deséchalo. Ya habrá tiempo para otros artículos.

 

  • Cuida tu gramática y tu ortografía

Este punto es bastante obvio. Escribir es un proceso complejo, como antes he dicho, y la idea es que con el tiempo vayas mejorando tus habilidades para plasmar ideas de manera clara.  Saber dónde poner un punto o una coma, pueden hacer la diferencia entre ser entendido y no.  Leer mucho y variado ayuda a mejorar tu escritura, al mismo tiempo que aumenta tu léxico y tu conocimiento en diversos temas.

Existen herramientas básicas que siempre debes tener a la mano. El diccionario de la RAEel diccionario de la Fundación del Español Urgente (Fundéu) y WordReference (sobre todo para obtener sinónimos de manera rápida), son herramientas importantísimas.  La Ortografía de la RAE,  el Corpus de Referencia del Español Actual (CREA) y  los diversos manuales como Redacción sin Dolor de Sandro Cohen, también son de mucha ayuda.

Apóyate en los procesadores de texto (como Word),  para revisar “dedazos” y errores ortográficos mínimos. Con la práctica irás dependiendo cada vez menos de ellos. Google Chrome también ofrece corrección de texto en muchos idiomas.

 

  • Fundamenta tus ideas

Eres un experto en salsas, has pasado toda tu vida recorriendo los mejores tacos del país y no hay chile que te dé miedo (sin albur, por supuesto). Estás dispuesto a compartir tu sabiduría con el mundo y lo harás a través de tu blog “Picando al Mundo desde México”. Lo siguiente que tienes que hacer, es fundamentar tus ideas a través de las mejores fuentes posibles.

Es normal que a través de tu formación o tal vez de manera empírica, te vayas haciendo amplio conocedor de un tema, sin embargo, todo material tiene muchísimo más valor si contiene fuentes que refuercen lo que tú dices. Esto es primordial cuando tocas temas importantes que pueden ser de cierta forma controversiales. Si afirmas que “el chile habanero es bueno para curar la ceguera”,  forzosamente tienes que respaldarte en documentos o estudios que lo sostengan.

 

  • Lee una y otra vez tu artículo antes de publicarlo

Puede resultar tedioso, pero con la práctica, cada vez tendrás la necesidad de leer  con menos frecuencia tu material. Si te haces al hábito de revisar tus artículos, tendrás la oportunidad de detectar errores y corregirlos antes de la publicación.  Aparte podrás agregar o quitar cosas, dándole más brillo a tu trabajo.

Leerlo en voz alta también es muy recomendable. Te ayudará a detectar errores de redacción de manera más sencilla.

 

  • Sé abierto ante la crítica

En algunas ocasiones contarás con la ayuda de un editor o con alguien más que pueda leer tus artículos antes de ser publicados. Aunque debes procurar que tus trabajos sean impecables,  lo más probable es que tu texto tenga algunos errores que no percibiste en un primer momento. No te preocupes: es absolutamente normal. Al final, nadie es perfecto.  Mantente siempre abierto a los comentarios y a las críticas de las personas; algunas serán positivas y otras no tanto.

Recuerda que los editores y los correctores de estilo están para ayudarte. Para ellos sería más sencillo dejar el texto íntegro y dejar todo a la suerte. No te vuelvas un insufrible con ellos.

 

  • Escribe con entusiasmo

Si has perdido las ganas de escribir o si de pronto te sientes bloqueado, detente.  Tómate tu tiempo para elaborar material valioso. A menos que escribas en un periódico, no vale la pena apresurarse y entregar un material mediocre. Espera a que te encuentres en un mejor humor y continúa. No hay prisa.

Si te das un tiempo para descansar, podrás recobrar el ritmo en otro momento, y los resultados que obtendrás serán indudablemente superiores.

 

Aunque en definitiva hay muchos otros consejos útiles para este tema, por lo menos para mí, estos son los que pueden resultar de más ayuda.  Espero que de verdad los aprovechen y colaboren cada vez con mejores materiales en cada uno de los espacios en los que se desarrollen.

Si piensas que hay otro tip que puede ser útil, por favor compártelo a través de los comentarios. 

Material de apoyo para la elaboración de este artículo:

10 pasos para escribir un artículo memorable http://www.trazos-web.com/2007/12/04/10-pasos-para-escribir-un-articulo-memorable/

 

Cómo escribir un artículo de blog http://avalerofer.blogspot.mx/2007/01/cmo-escribir-un-artculo-de-blog.html

 

Guías de apoyo a la investigación de la Biblioteca de la Universidad de Sevilla http://bib.us.es/aprendizaje_investigacion/guias_tutoriales/tutoriales/guia_inv_24-ides-idweb.html

 

Lineamientos para la corrección de estilo http://blognisaba.wordpress.com/2010/10/27/lineamientos-para-la-correccion-de-estilo/

 

La labor de un corrector de estilo http://diplomado.bligoo.com/content/view/895622/La-labor-de-un-corrector-de-estilo.html#.U3KS3Pl5OSo

Comentarios

Comentarios

Héctor Mondragon

Héctor es el Director de Jóvenes Construyendo, además, es estudiante de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Disfruta de placeres como la lectura, la escritura y la fotografía.