Encuentros Regionales de Liderazgo Juvenil por la Sustentabilidad Forestal, organizado por Reforestamos México y apoyado por Ollin, Jóvenes en Movimiento.

 Las iniciativas de la juventud valen tanto como la experiencia de los viejos.

Josephine Knorr

 

 Más de 80 jóvenes entre 12 y 30 años, provenientes de diferentes estados de México, participaron en los Encuentros Regionales de Liderazgo Juvenil por la Sustentabilidad Forestal, organizado por Reforestamos México y apoyado por Ollin, Jóvenes en Movimiento.

 

En el primer encuentro, realizado en la región del Sureste, asistieron 45 chavos de diferentes comunidades en Quintana Roo, Campeche y Yucatán. En el segundo, realizado a las faldas del Ajusco, en Distrito Federal, asistieron 42  jóvenes de San Luis Potosí, Michoacán, Estado de México, Puebla, Oaxaca, Veracruz y Jalisco. Todos con una característica común: ser jóvenes emprendedores que implementan proyectos productivos en sus comunidades.

 

 

Aquí les presentamos una recopilación de las experiencias que vivieron los participantes de ambos encuentros.

Al arribar al lugar se veía en los rostros de muchos esa expresión de sorpresa, desconfianza y expectativa. Nos mirábamos los unos a otros conociéndonos y reconociéndonos, buscando alguna similitud y tratando de recordarnos.

Después de unos días y tras un par de juegos de integración, comenzaron a surgir amistades, las bromas, encontramos las similitudes y empezaron a liberarse un montón de sueños.

El trabajo en equipo fue nuestra herramienta clave. En los juegos y dinámicas podíamos ser compañeros de cualquier persona en nuestro equipo, algunos conocidos y otros que nos encontrábamos por primera vez, pero todos teníamos el mismo fin: divertirnos y desafiar el poder de los otros equipos.

Mediante diferentes herramientas pudimos aprender más sobre la importancia de conocer nuestro entorno, conocer a otros jóvenes de regiones cercanas que tienen grandes sueños y ganas para emprender proyectos sustentables, que generen beneficios sociales y económicos, para ellos y sus comunidades.

Una tarea no tan sencilla fue autoconocernos, identificar quienes somos, cuáles son nuestros sueños. Nos preguntaron: “¿Cómo te ves en cinco años?” Lo imaginamos y luego lo compartimos con el resto de los participantes. Encontramos todo tipo de expectativas, desde seguir estudiando, trabajando y haciendo proyectos en las comunidades, trabajar en la NASA, hacer su banda de rock, tener un grupo de expedición y campismo, trabajar para crear una empresa de guías de turistas para conocer rincones poco explorados en México. Sin duda, haber compartido nuestros sueños fue el primer paso para hacerlos realidad.

Durante el campamento, también tuvimos muchos talleres y exposiciones en grupo. Éstos ayudaron a encontrar herramientas útiles en el desarrollo de proyectos productivos en nuestras comunidades.

Trabajamos temas importantes como es el de los valores. “Los valores son las cosas que necesitamos para interactuar con los otros de forma tranquila y amena.” A través de la participación de todos, logramos construir esta definición. “Lo más importante es que este término sale de nuestro grupo y no del diccionario”, concluimos. Los valores que nos rigen como grupo son amor, comunicación, respeto, confianza, identidad, solidaridad, autonomía, conocimiento y responsabilidad. Cada uno de estos valores lleva consigo otros más, que les dan sentido y fuerza.

Con trabajo serio, investigaciones nacionales e internacionales, cifras oficiales y algunos videos, reflexionamos sobre la importancia de la juventud. Concluimos que los jóvenes hemos sido y seguimos siendo el sector principal que afecta a la industria, el consumo, la mercadotecnia, la política, la música y van dirigiendo las tendencias en el mundo.

En total son once los estados en donde ahora hay jóvenes participando: San Luis Potosí, Veracruz, Hidalgo, Michoacán, Puebla, Estado de México, Distrito Federal, Oaxaca, Quintana Roo, Campeche y Jalisco.  Algunos trabajan como agrupación o colectivo, en otros hay jóvenes emprendedores que trabajan de forma individual en su región; pero todos siendo parte de un equipo, de un grupo con principios y valores comunes, trabajando para crear mejores oportunidades en zonas rurales o urbanas, generando empleos, impulsando emprendimientos sustentables que abran oportunidades a otros jóvenes.

 

¡Somos un grupo de jóvenes trabajando en equipo con otros jóvenes para mejorar las condiciones en nuestro país!

 

Comentarios

Comentarios

Héctor Mondragon

Héctor es el Director de Jóvenes Construyendo, además, es estudiante de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Disfruta de placeres como la lectura, la escritura y la fotografía.