107 años de lucha: Revolución Mexicana

Por Alicia García

Hace apenas 107 años que los mexicanos decidieron levantarse en armas en contra de un gobierno opresor. Hace apenas 107 años que surgieron líderes como Pancho Villa, Emiliano Zapata o Francisco I. Madero. Hace apenas 107 años que los mexicanos vivían en las más crueles e inhumanas jornadas laborales, desigualdades sociales, represión y violencia por parte del gobierno, hace apenas 107 años…

Hace 107 años ocurrió un suceso que sacudió la vida de todos por igual en nuestro país, pero para recordar un poco esta parte de nuestra historia debemos regresar hasta el México de 1884, específicamente al periodo de gobierno del general Porfirio Díaz y el inicio del periodo de dictadura de México, también conocido como Porfiriato. Aquel oaxaqueño, militar y presidente de México por siete periodos presidenciales consecutivos fue el único dictador que ha gobernado la República Mexicana y a su paso legó algunas de las cosas más bellas que aún perduran en México, pero también algunas de las barbaridades más grandes de la historia del país. Porfirio Díaz se mantuvo en el poder al instaurar una dictadura, lo que significa que permaneció en la presidencia con la ayuda del ejército, manteniendo reprimido al pueblo mexicano a base de terror y amenazas, desinformación, prohibiciones y pobreza.

Porfirio Díaz gobernó (es una forma amable de decir que mantuvo una tiranía) ininterrumpidamente durante 30 años, mientras el pueblo mexicano iba decayendo y cayendo en un descontento general cada vez mayor. Durante los años de mandato del militar Díaz se crearon e impulsaron muchas obras bellas y en beneficio del país, como los teatros que por afición y gusto de Díaz eran construidos al estilo europeo, el impulso que le dio al ferrocarril en México o las grandes construcciones como el Palacio de Bellas Artes que hoy en día es uno de los íconos más reconocidos en el país. También es cierto que durante la dictadura la economía mexicana marchaba bastante bien, fluía y era altamente valorada la moneda mexicana, la industria y el comercio florecieron junto con la literatura en el aspecto cultural.

Sin embargo no todo era miel sobre hojuelas, como bien se sabe los grandes avances siempre fueron a costa del pueblo mexicano pues al abrirle las puertas de México a la inversión extranjera Porfirio Díaz permitió que los foráneos acapararan las riquezas del país dejando de lado a los mexicanos. Más éste era sólo una cara del problema, mientras que los extranjeros se hacían ricos en nuestras tierras, los propios mexicanos eran explotados por otros poquísimo mexicanos que tenían el poder.

Por otro lado, la división de clases sociales era abismal pues mientras que un reducido grupo de mexicanos ostentaba el poder y la riqueza del país, el grueso de la población vivía en la pobreza y trabajaban en el campo de y para los hacendados. El panorama tampoco pintaba muy bien para el resto de los trabajadores pues no gozaban de buenas condiciones laborales y realizaban jornadas de hasta 12 horas de trabajo.

Aunado a toda esta situación de abuso, la represión que el gobierno ejercía sobre la sociedad mexicana era cada vez más insoportable, la democracia no existía ni las opiniones propias contrarias al gobierno de Díaz. Bajo el lema de “paz, orden y progreso” el presidente Porfirio Díaz instauro la tiranía más larga de la historia de México.

Y entonces fue así como la Revolución Mexicana estalló, con motivo de tres principales  causas: la económica, la social y la política. Al mismo tiempo surgieron grandes personajes como Francisco I. Madero que se sublevó en contra del gobierno y fue el primer candidato en contender por la presidencia contra el general Díaz, además de animar al pueblo a tomar acciones en contra del mal gobierno; Pancho Villa conocido como el Centauro del Norte quien organizó un ejercito popular que repartían las riquezas entre el pueblo mexicano; o también Emiliano Zapata que luchó en representación de los campesinos y fue reconocido por sus ideales de repartir la tierra entre los trabajadores con su lema “la tierra es de quien la trabaja”.

El principio de la historia todos los conocemos, el 20 de Noviembre de 1910 los mexicanos se levantaron en contra del gobierno y dio inicio la revolución. Ahora, hemos llegado al punto importante de la historia. ¿Han notado las increíbles y casuales similitudes que hay entre las carencias y abusos de hace 107 años en comparación a las de hoy en día? Si bien es cierto que ya no tenemos que trabajar 12 horas seguidas ni compramos en tiendas de raya endeudándonos por siempre con nuestros jefes, aún tenemos mucho que mejorar en el aspecto económico. Los revolucionarios lucharon por mejores condiciones de trabajo y crearon la Constitución de Querétaro de 1917 pero hoy en día ya no existen contratos con antigüedad, ahora vives con la esperanza de que renueven tu contrato temporal para poder seguir laborando.

De la misma manera en la actualidad tampoco existen hacendados propietarios de millones de hectáreas mexicanas con campesinos trabajando para ellos en malas condiciones… esperen, eso aún sucede. Algunas situaciones del México de hace más de 107 años sólo se han transformado pero siguen presentes. Un claro ejemplo son las divisiones de clases sociales pues ahora más que nunca parecen alargarse creando diferencias abismales entre ricos y los no tan ricos. La represión social por parte del gobierno es una verdad innegable e imperdonable con la que se debe seguir luchando día a día. La lucha debe continuar, aún debemos exigir mejores empleos, luchar por reconquistar la seguridad pública ausente en nuestro días, por una mejor seguridad social que es cada vez más endeble, por educación de mayor calidad… recordemos que todos somos y podemos ser revolucionarios.

En fin, este fue un artículo escrito con la intensión de hacernos reflexionar en los días venideros a la celebración de la Revolución Mexicana. Muchas cosas han cambiado pero muchas otras solo se transformaron y se adaptaron a la existencia de 2017. Los invito a estar muy pendientes de nuestro país, de nuestra gente y sobre todo de nuestra historia pues como una vez dijeron por ahí, “el pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla”.


 

Fuentes:

https://lahistoriamexicana.mx/siglo-xx/revolucion-mexicana

http://www.pueblosmexico.com.mx/articulo_revolucion_mexicana.php?id_article=31412

http://www.historiacultural.com/2010/12/revolucion-mexicana.html


Imagen: http://www.pueblosmexico.com.mx/articulo_revolucion_mexicana.php?id_article=31412

Comentarios

Comentarios

Jóvenes Construyendo

Jóvenes Construyendo es una plataforma en línea que ofrece un espacio de expresión para jóvenes con grandes ideas con el objetivo de compartir puntos de vista y propuestas sobre juventud.